El municipio bonaerense de Salliqueló adoptó fuertes medidas sanitarias ante el incremento de casos positivos de coronavirus que afecta a más del 15% de la población entre infectados y personas aisladas preventivamente, y el intendente Juan Miguel Nosetti consideró que “es una barbaridad” para un distrito “que tiene algo más de 9 mil habitantes”.

“Mas del 15 por ciento de la población de Salliqueló se encuentra afectada entre casos positivos y aislados por contacto estrecho, es una barbaridad para un distrito como el nuestro que tiene algo más de 9 mil habitantes, y sobre todo porque entre los casos se encuentra afectado personal de salud y de seguridad” dijo Nosetti.

El intendente municipal, en dialogo con Télam, indicó que a mediados de diciembre no se registraban casos positivos “estábamos con 0 casos, pero luego de los festejos de Navidad y el fin de semana largo comenzaron a incrementarse los casos”.

“Hoy tenemos 279 positivos, 30 en estudio, y unas 1300 personas aisladas de forma preventiva por contacto estrecho” dijo.

El jefe comunal manifestó que el incremento significa una “gran preocupación” ya que impacta en la población en su conjunto, como también en la atención sanitaria, y en algunas áreas municipales.

“Hoy estamos cerrando un centro de atención primaria por falta de personal, y seguramente en los próximos días debamos cerrar alguno más para priorizar la atención en el hospital municipal” agregó.

De acuerdo al reporte sanitario de Salliqueló, ayer se registraron 37 nuevos casos de coronavirus, con esta cifra la situación epidemiológica alcanza a 278 casos positivos activos, 143 de ellos diagnosticados mediante hisopados y 135 por nexo clínico epidemiológico.

“Estamos pasando las peores semanas desde que comenzó la pandemia”, reconoció Nosetti, quien a la hora de evaluar el incremento de los casos, indico que “tal vez llegamos a esta situación ante la baja de los casos, la llegada del verano o como ha sucedido en muchos casos, las reuniones sociales de la juventud”.

En cuanto a las medidas dispuestas por la comuna, indicó que ante la situación epidemiológica, y tras la reunión realizada por el comité de crisis, se dispuso el pasado miércoles retrotraer las medidas restrictivas en busca de contener el brote de contagios de coronavirus, y durante 15 días -en ese distrito- quedan suspendidas las reuniones sociales, las actividades de gimnasios, deportes y piletas, locales gastronómicos, reuniones religiosas y las ferias artesanales.

“Además se redujo el horario comercial y de circulación de personas hasta las 22, todos los días” dijo el jefe comunal, quien valoró la actitud y el compromiso de los vecinos que “entendieron que deben resguardarse y evitar la circulación comunitaria” del virus.

“Estamos en un nivel de riesgo naranja, y no llegamos a rojo” dijo Nosetti, quien se reconoció optimista luego de las medidas dispuestas y la respuesta de la comunidad.

“Esperemos que a fines de esta semana comiencen a bajar los casos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *