12.1.2021. Ni el secretario general nacional, Gerardo Martínez; ni el ex secretario general de la Seccional La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina; pudieron contener lo que será la primera herida institucional a la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) en dicha región: el pase de más de tres mil afiliados pertenecientes a la Agrupación Blanca Azul al Sindicato de la Industria de la Construcción (SITRAIC) que está adherido a la CTA Autónoma.

En lo que aparenta ser el éxodo gremial más importante de los últimos tiempos ya tiene fecha formal: será este martes en la CTA Provincia de Buenos Aires cuya sede está en la ciudad de La Plata. Allí se realizará la Asamblea Constitutiva de la nueva representación.

El SITRAIC es conducido por Víctor Grosi, quien supo forjar en su momento una férrea amistad con Martínez. De hecho, el secretario general de la UOCRA Nacional es padrino de uno de sus hijos.

De acuerdo a lo indicado por voceros confiables de la nueva entidad, esta decisión es “consecuencia de no haber sido escuchados ni recibidos nunca por el propio Martínez ni por su interventor en nuestra ciudad, César Trujillo”. Cabe recordar que el jefe máximo de la UOCRA decidió mover las piezas en la seccional platense en octubre último y nombrar a Trujillo al frente de la organización sindical.

Según comentan allegados a la nueva conducción, el designado interventor “vino apenas un par de veces a La Plata y uno de los encuentros que tuvo fue con el ‘Pata’ Medina”. La referencia no es caprichosa: ambos se conocen desde hace varios años, precisamente desde que Trujillo fue interventor en 2001 y su tarea final fue entregarle el gremio normalizado a Medina.

Pese a que se comenta insistentemente que entre Martínez y Medina no hay diálogo directo, hay “terceros o intermediarios” que intentan por todos los medios aplacar las diferencias. Entre estos últimos se menciona a quien por muchos años ofició como segundo del mandamás nacional, Hugo Ferreyra.

A Ferreyra lo sucedió, como secretario de Organización y Asuntos Gremiales, Rubén Pronotti, señalado por su misión de “calmar al Pata Medina para que no altere la paz en la región”. Al respecto, comentan en la UOCRA nacional ubicada sobre la Avenida Belgrano, que “semana a semana viene la esposa del Pata, Fabiola García, a retirar unos sobres que no sabemos qué contienen”: lo paradójico, agregan en tono de misterio, es que “tenemos entendido que el Pata no sabe nada de eso”.

La UOCRA La Plata abarca también los distritos de Ensenada, Berisso, Brandsen, Magdalena y Punta Indio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *