Agencias AJN.- La Autoridad de Antigüedades informó que la inscripción fue hallada grabada en la entrada de un impresionante edificio del período bizantino o islámico temprano, con pavimentos de mosaicos decorados con un diseño geométrico.

Agencia AJN.- Arqueólogos israelíes encontraron una inscripción griega de 1.500 años con la leyenda que dice “Cristo, nacido de María” fue desenterrada en el norte de Israel.

Según informó la Autoridad de Antigüedades, la inscripción fue hallada grabada en la entrada de un impresionante edificio del período bizantino o islámico temprano, con pavimentos de mosaicos decorados con un diseño geométrico.

El hallazgo fue revelado en una excavación de salvamento dirigida por Tzachi Lang y Kojan Haku antes de la construcción de una carretera dentro del pueblo de Taiba en el valle de Jezreel.

“No sabíamos qué esperar antes de la obra, pero sabíamos que se trataba de un área donde se habían encontrado restos arqueológicos. Cuando nos encontramos con la inscripción, sabíamos que teníamos una iglesia”, dijo la arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades (IAA) Yardenna Alexandre en declaraciones al diario The Jerusalem Post.

Según la ley de Israel, se debe realizar una excavación de rescate antes de cualquier proyecto de construcción. Las personas de las comunidades locales suelen ser invitadas a participar en los proyectos, de acuerdo con una política consolidada de la IAA para fomentar el interés por la arqueología y el patrimonio del país.

“Cristo nacido de María. Esta obra del obispo (Theodo) sius más piadoso y temeroso de Dios y el miserable Tomás se construyó desde los cimientos. Quien entre debe rezar por ellos”, dice la inscripción completa, según la doctora Leah Di Segni, investigadora del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

En un comunicado, Di Segni explica que “l inscripción saluda a los que entran y los bendice. Por lo tanto, está claro que el edificio es una iglesia, y no un monasterio: las iglesias saludaban a los creyentes en su entrada, mientras que los monasterios tendían a no hacerlo”.

Teodosio era el arzobispo regional de la metrópoli de Beit She’an a la que pertenecía Taiba en el siglo V d.C. Su nombre apareció en documentos relacionados con las reuniones de los arzobispos, explicó Alexandre.

Las palabras “Cristo nacido de María” fueron ampliamente utilizadas al comienzo de documentos u otras formas de texto, sirviendo como una bendición y protección contra el mal.

“Como bendición, la inscripción debe haber estado originalmente en la entrada de la iglesia, donde la gente pudiera verla. Sin embargo, ahora se encontró incorporada en los muros, por lo que sabemos que la piedra fue reutilizada como material de construcción. Probablemente el edificio se derrumbó y fue reconstruido”, señaló Alexandre.
La región del valle de Jezreel tiene muchos testimonios de la vida cristiana antigua.

“Esta es la primera evidencia de la existencia de la iglesia bizantina en el pueblo de Taiba y se suma a otros hallazgos que dan fe de las actividades de los cristianos que vivían en la región”, señaló el arqueólogo de la IAA, doctor Walid Atrash.

Entre otros, se descubrieron en la zona restos de una iglesia de la época cruzada y de un antiguo monasterio.
La propia Taiba fue un pueblo cristiano en el período bizantino (siglos V al VII) y más tarde se convirtió en el sitio de una fortaleza cruzada.

“La aldea árabe moderna creció a su alrededor y algunos restos aún son visibles”, concluyó Alexandre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *