La viróloga argentina radicada en Londres, Jesica Levingston Mac Leod, afirmó que para evitar la transmisión masiva del virus y sus nuevas variantes «hay que seguir con una cuarentena estricta”, en conjunto con los planes de vacunación.

Jésica Levingston es viróloga, argentina, y vive en Reino Unido que atraviesa el final de la segunda ola de covid 19 que tuvo picos de contagios de hasta 80 mil casos diarios. La especialista aseguró que el gobierno inglés está modificando su postura frente al virus y está implementando “una cuarentena más rígida» con cierre de fronteras y con un aumento de los testeos, y eso marca una diferencia con la política aperturista que predicó Boris Johnson al inicio de la pandemia.

Levingston Mac Leod aseguró que además de continuar con el plan de vacunación, habría que «seguir con una cuarentena estricta”, ya que eso es lo que reduce la transmisión. Asimismo destacó que la nueva cepa del virus originada en Reino Unido es “entre un 30 y un 50 por ciento más transmisible”.

En diálogo con Fernando Alonso, la viróloga sostuvo que la segunda ola de coronavirus se originó porque durante el verano europeo “el gobierno relajó las medidas” y desoyó las recomendaciones de las y los científicos. Levingston Mac Leod detalló que las claves para evitar que los contagios crezcan es “testear de forma masiva” y apelar al cuidado de la ciudadanía, más allá de que haber aplicado 4 millones de dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech y AstraZeneca-Oxford, las únicas dos autorizadas en el país. 

Por otro lado, se refirió a la discusión que se está dando en Argentina respecto al inicio de las clases presenciales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y remarcó que no es prudente ya que «la forma de evitar la transmisión es mantener las escuelas cerradas”.

Además, señaló que la apertura de las escuelas que propone Horacio Rodríguez Larreta a partir del 17 de febrero “sería un riesgo para los profesores y el personal administrativo”, que deberá asistir porque, según lo anticipó la ministra de educación porteña Soledad Acuña, podrían descontarles los días a quienes decidan no asistir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *