Material de: https://bocajuniors.fandom.com/es/wik -https://www.sitioandino.com.ar/

El 22 de febrero de 1981, Diego lució por primera vez la camiseta del equipo de la Ribera en el triunfo por 4 a 1 frente a Talleres de Córdoba en la Bombonera. En aquel encuentro marcó dos goles de penal.

Ante una Bombonera colmada, en la calurosa tarde del 22 de febrero de 1981 Diego Armando Maradona hacía su debut oficial en Boca Juniors por la primera fecha del torneo local, y con dos goles de penal y varios lujos daba rienda suelta a una ilusión que meses más tarde se coronaría con un ansiado título para los “xeneizes”.

El rival de esa jornada en la que Maradona y “la mitad más uno” iniciaban un romance que ya no terminaría nunca fue Talleres de Córdoba, al que Boca venció por 4-1 como para justificar todo lo que los dirigentes habían invertido para darle al equipo “chapa” de candidato después de años de sequía.

El pase de Maradona Boca fue, probablemente, el más novelesco y controversial de la historia del fútbol argentino, justo en un momento en el que el país no atravesaba una buena situación económica y mucho menos los clubes.

Luego de interminables idas y vueltas por su pase, y tras rechazar ofertas multimillonarias de River y Barcelona, Maradona finalmente fue anunciado como la flamante incorporación de Boca.

Lo que inicialmente parecía ser una compra por 10 millones de dólares -cifra desorbitada para aquellos días- terminó siendo un préstamo con opción de compra por un año y medio, en una polémica operación que incluyó dinero en efectivo de dudosa procedencia, el pago de una deuda con AFA y seis jugadores “xeneizes” ofrecidos como parte del trato.

Alcanzado el arreglo, el viernes 20 al mediodía, la joven promesa del semillero de Argentinos Juniors firmó su contrato con Boca frente a las cámaras de Canal 13, que le había comprado al club los derechos para transmitir el evento en vivo.

Resultado de imagen de debut de maraona en boca

Ese mismo día, por la noche, Diego disputó un improvisado amistoso entre Argentinos Boca en La Bombonera, jugando un tiempo para cada equipo. Aquellos segundos 45 minutos significaron en rigor la primera ocasión en la que el mejor jugador de todos los tiempos vistió la camiseta azul y amarilla.

Su condición física no era la mejor, ya que días antes en su último entrenamiento con Argentinos había sufrido una molestia muscular en la pierna derecha que le impedía moverse con comodidad.

No obstante, Diego no quería perderse su debut oficial, que se dio tan solo dos días después de la firma del contrato, aquel memorable 22 de febrero de 1981, frente a Talleres de Córdoba por la primera fecha del Torneo Metropolitano.

Su presentación fue en el marco de una Bombonera repleta, que tuvo que cerrar sus puertas horas antes del comienzo del partido debido a la cantidad de gente que quería ingresar a atestiguar el debut del “Diez”.

Aquel equipo salió a la cancha con Gatti; Alves, Acevedo, Mouzo, Córdoba; Trobbiani, Quiróz, Brindisi; Escudero, Perotti y, por supuesto, el fichaje estrella, Diego Armando Maradona.

Pese a jugar infiltrado por su dolencia, el primer gol de Diego con la camiseta “xeneize” no tardó en llegar: promediaban los 20 minutos del primer tiempo cuando el árbitro Abel Gnecco cobró penal a favor de Boca y fue la flamante incorporación quien enseguida pidió la pelota.

Con una tranquilidad notable y un tiro suave a la izquierda del arquero, el “Diez” abrió el marcador y anotó así su primer tanto como jugador de Boca ante una Bombonera que se venía abajo.

Resultado de imagen de debut de maraona en boca

Miguel Ángel Brindisi, que con el correr del torneo se convertiría en un socio ideal para Maradona en la delantera, fue quien estiró la cuenta en dos oportunidades -a los 33m y a los 37m- para cerrar el primer tiempo 3-0 arriba.

No bien empezado el segundo período, Talleres descontó con un golazo de José Reinaldi, “La Pepona”, que alimentaba una mínima ilusión en los hinchas cordobeses, aunque el partido ya estaba casi sentenciado.

Sin embargo, todavía quedaba tiempo para una emoción más: a solo dos minutos del final del partido, tras un dudoso penal cobrado por el árbitro, Maradona volvió a pegarle desde los 12 pasos, esta vez a la derecha del arquero, y selló el 4-1 final.

Frente a Talleres, el mismo equipo contra el que había debutado oficialmente en Argentinos, y ante una Bombonera rendida a sus pies, aquella tarde Maradona vistió por primera vez los colores del club de sus amores, en lo que fue el primer paso hacia la conquista de aquel Metropolitano de 1981, el único título que el astro ganó con Boca.

Biografía Maradoniana…

El futbolista más popular de Argentina nació, según consta en el Registro Civil, el día 30 de octubre de 1961 en Lanús, aunque todos lo identifiquen como el Pelusa de Villa Fiorito, donde transcurrió su infancia y desde donde saltó a la fama. A los nueve años inició su romance con el fútbol, cuando actuaba en un equipo infantil conocido como Los Cebollitas. Don Diego, su padre, regentaba una canchita en el barrio y dirigía el equipo Estrella Roja, al que Diego hijo accedió siendo adolescente y a despecho de sus compañeros de más edad. Estudió en el colegio comercial Avellaneda, pero no terminó el primer año del secundario, pues pasaba sus horas haciendo jueguitos (casi malabares) con la pelota.

Fichado por Argentinos Juniors, debutó en la primera división en 1976, diez días antes de cumplir dieciséis años. Siguió jugando en Argentinos Juniors hasta 1980, y si bien su equipo no obtuvo ningún campeonato, Maradona fue el máximo goleador de los torneos argentinos de los años 1978, 1979 y 1980. En 1979 formó parte de la selección juvenil que ganó el campeonato del mundo. En 1981 pasó al Boca Juniors (el River Plate también intentó contratarlo), equipo con el que salió campeón ese mismo año. El 22 de febrero de 1981 tuvo lugar su debut, marcándole 2 goles a Talleres de Córdoba. El 12 de abril Diego juega el primer clásico, era una noche lluviosa en La Bombonera y derrotan a River 3-0 con un golazo suyo. Finalmente Boca salía campeón de la mano de Diego Armando Maradona.

A pesar de todas estas experiencias, su paso por el Barcelona no tuvo un carácter tan agradable. Durante su permanencia en el equipo español, sufrió una hepatitis, una fractura, y lo más grave, discriminación. Su debut oficial ocurrió el 5 de septiembre del ’82 marcando un gol en la derrota contra el Valencia. Tras abandonar el Barcelona, pasa a Italia para jugar en el Nápoli. Debutó el 22 de agosto de 1984 en un San Paolo repleto por la Copa de Italia, ganando 4-1 con un gol suyo.

Con llegada del Mundial de México del 86 se consagró a sí mismo como uno de los que pasarían a hacer historia. El debut fue con un triunfo 3-1 contra Corea del Sur el 3 de junio. Tres días después, con un gol de Maradona, empatan 1-1 contra Italia. El 11 de junio, Argentina 2 – Bulgaria 0, Diego no hace goles, cinco días más tarde derrotan a Uruguay por la mínima diferencia en un partido bastante duro, donde le anulan un gol a Diego por supuesta mano. El 22 de junio de 1986 fue el gran día, Argentina – Inglaterra, Diego realiza un gol fantástico partiendo de atrás de mitad de cancha y gambeteando a todo lo que se le cruzaba por adelante. No hay que olvidarse del famoso primer gol contra los ingleses, “la mano de Dios”. El 25 de junio vencen a Bélgica 2-0 con dos goles de Maradona y la consagración es el 29 de junio al derrotar 3-2 a Alemania en la final del Mundial México ’86. Argentina se proclamó campeón del mundo.

Después de mucho éxito y reconocimiento social, su carrera deportiva se vio afectada en 1991 al ser acusado de consumir drogas. Instantáneamente le expulsaron del Nápoles. En el año 1992 regresa a España para jugar, pero ahora en el Sevilla de Carlos Bilardo. Su paso por el club no fue nada bueno, no estaba en buena forma física y juega 25 partidos, marcando sólo cuatro goles. Un año después llega a Newell’s Old Boys dónde sólo juega 4 partidos sin marcar goles en un paso fugaz por dicha institución.

Llegó el mundial de 94 en los Estados Unidos. Para éste, Maradona se preparó muy bien, estaba en línea y con muchas ganas de cumplir un gran papel, pero dio positivo en el test antidoping después del partido contra Nigeria y se descubrió que había consumido “ephedrina”, sustancia no permitida por la FIFA. Se le suspendió por un año con la prohibición de jugar al fútbol. Así la selección argentina, que gracias a Maradona tenía un buen equipo con buenas posibilidades de ganar el mundial, sin su capitán fue derrotada.

En 1995 Diego regresa al equipo de sus amores, el Boca Juniors. Su regreso al gol fue el 15 de octubre nada más ni nada menos que contra su Argentinos Juniors, ganándole 1-0. En este paso por su querido club jugó 29 partidos marcando 7 goles entre 1995 y 1997.

El 25 de octubre de 1997 fue la última vez que Diego jugó profesional y oficialmente al fútbol, fue el clásico contra River dónde Boca lo derrotó 2-1.

En diciembre de 1999 Maradona recibió los premios Clarín y Olimpia al mejor deportista argentino del siglo. Fue cinco veces máximo goleador y obtuvo diez (10) títulos: Boca (1981), Barcelona (Copa del Rey 1983), Nápoli (Scudetto 1987 y 1990; Copa Italia 1987, Copa UEFA 1989 y Supercopa italiana 1991), Selección argentina (Mundial juvenil 1979, Mundial de México 1986 y Copa Artemio Franchi 1993). Jugó 90 partidos oficiales con la celeste y blanca y marcó 33 goles, 8 de ellos en mundiales.

Selección Nacional

Selección Nacional como entrenador

Dirigió la selección nacional para las eliminatorias 2010 logro ingresar al mundial. En el mundial le ganó a Nigeria 1-0, Corea de Sur 4-1 y Grecia por 1-0 en grupos, En octavos enfrento a México que supero ampliamente por 3-1, en cuartos de final le tocaría enfrentar a Alemania donde sufriría una aplastante derrota por 4-0.

La mano de Dios y el gol del siglo

Con la selección argentina, Maradona había lucido ya su magia en el combinado que ganó el campeonato mundial juvenil en Japón (1979). En la categoría absoluta, Maradona formó parte de las selecciones nacionales que participaron en cuatro campeonatos mundiales: los de España (1982), México (1986), Italia (1990) y Estados Unidos (1994). Se alzó con el campeonato del mundo disputado en México (1986) y con el subcampeonato en Italia (1990). En el mundial de Estados Unidos (1994) sólo llegó a disputar dos partidos; tras el segundo, dio positivo en un control antidopaje y fue suspendido.

Película completa

Donde su figura brilló con mayor intensidad fue sin duda en el mundial de México, cuando su capacidad de arrastrar a toda la defensa del equipo rival con su impresionante facilidad para la gambeta y proyección dejó pasmados a los millones de aficionados que seguían el campeonato a través de la televisión. Particularmente memorable fue su actuación en los cuartos de final: cuatros años después de la Guerra de las Malvinas, alemanes y argentinos se enfrentaban en un partido de máxima rivalidad, que terminó con la victoria de los albicelestes por 2 a 1, con dos goles de Maradona.

El primero de ellos debió haber sido anulado (Maradona metió con el puño un balón que disputaba al guardameta británico), pero no por ello es menos famoso: al preguntársele después si había marcado el tanto con la mano, Maradona respondió que había sido “la mano de Dios”, y con ese nombre pasó a la historia. El segundo, justamente llamado el gol del siglo, fue una de sus genialidades difícilmente superables: arrancando de su propio campo, Maradona dribló, uno tras otro, a cinco jugadores ingleses y al portero, y marcó de un zurdazo.

Profesionalmente, tras su retiro ejerció como entrenador, directivo del Boca Juniors, comentarista deportivo y presentador de televisión. A pesar de los numerosos escándalos y polémicas que protagonizó durante y después de su carrera deportiva, Maradona siguió siendo idolatrado en su país. El Pelusa supo emocionar a los amantes del fútbol y se ganó un lugar en la historia de este deporte. La canción que compuso Fito Páez (Dale alegría a mi corazón) y el tango Mago Diego, de Enrique Bugatti, son algunos de los homenajes que sus compatriotas le dedicaron. En 2008 fue nombrado director técnico de la selección argentina de fútbol, y su gestión, como cabía esperar, fue controvertida: pese a contar con figuras de la talla de Lionel Messi, a quien reconoció como su sucesor, el combinado albiceleste no pasó de los cuartos de final en el mundial de Sudáfrica de 2010.

Estadísticas

ClubPaísAñoPartidosGoles
Asociación Atlética Argentinos Juniors1976-1981166116
Club Atlético Boca Juniors1981-19824028
Fútbol Club Barcelona1983-19845838
SSC Napoli1984-1991259115
Sevilla Fútbol Club1992-1993297
Club Atlético Newell’s Old Boys1993-199450
Club Atlético Boca Juniors1995-1997317
Total588311

Distinciones individuales

  • Máximo goleador del Campeonato Metropolitano argentino – (1978, 1979, 1980).
  • Mejor jugador del Mundial Juvenil de Japón – (1979).
  • Máximo goleador del Campeonato Nacional argentino – (1979 y 1980).
  • Olimpia de Oro al Mejor Deportista Argentino, según el Círculo de Periodistas Deportivos (CPD) – (1979, 1980, 1986).
  • Olimpia de Plata al Mejor Deportista Argentino, según el Círculo de Periodistas Deportivos (CPD) – (1979, 1980, 1981, 1982).
  • Balón de Oro al Mejor Futbolista del año, según el Centro de Periodistas Acreditados en la AFA (CEPA) – (1979, 1980, 1981).
  • Premio “El Mundo” al Mejor Futbolista de América, según encuesta diario El Mundo, de Caracas – (1979, 1980, 1986, 1989, 1990 y 1992).
  • Diploma al Mérito Premios Konex – (1980 y 1990).
  • Trofeo Gandulla al Mejor Futbolista del Año – (1981).
  • Nombrado Embajador de la UNICEF – (1985).
  • Balón de Oro del Mundial de 1986, otorgado por la FIFA – (1986).
  • Segundo goleador en el Mundial de 1986 – (1986).
  • Pluma de Oro al Mejor Deportista de Europa – (1986).
  • Once de Oro al Mejor Futbolista del Mundo, según la revista francesa Onze – (1986 y 1987).
  • Designado entre los Siete Magníficos del deporte, por Gueron Sportivo – (1986).
  • Elegido Jugador del Año por la World Soccer Magazine (1986).
  • Nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires – (1986).
  • Máximo goleador de la Liga italiana – (1987).
  • Máximo goleador de la Copa de Italia – (1988).
  • [Balón de Bronce del |Mundial de 1990, otorgado por la FIFA – (1990).
  • Nombrado Embajador Deportivo por el Presidente de la República Argentina – (1990).
  • Premio Konex de Brillante – (1990).
  • Premio Konex de Platino – (1990).
  • Elegido Mejor Futbolista Argentino de todos los Tiempos por la AFA – (1993).
  • Elegido Maestro Inspirador de Sueños por la Universidad de Oxford, Inglaterra – (1995).
  • Balón de Oro Honorífico por su trayectoria, de la revista France Football – (1995).
  • Elegido Segundo Mejor Jugador del Mundo de todos los Tiempos, según una votación hecha por los ganadores del Balón de Oro – (1999).
  • Elegido autor del Mejor Gol de la Historia del Fútbol – (1999).
  • Olimpia de Platino al Deportista Argentino del siglo XX, según el Círculo de Periodistas Deportivos (CPD) – (1999).
  • Elegido Deportista del Siglo por el Diario Clarín – (1999).
  • Elegido Mejor jugador de todos los tiempos (“Fifa Internet Award”), en una encuesta de la FIFA – (2000).
  • Nombrado como uno de los Mejores Deportistas Latinoamericanos del siglo XX por la agencia periodística Prensa Latina en La Habana – (2003).
  • Galardonado como uno de los FIFA 100 – (2004).
  • Premio Domingo Faustino Sarmiento entregado por el Senado de la Nación Argentina – (2005).
  • Declarado deportista meritorio y vecino ilustre del partido de Ezeiza – (2007)
  • Olimpia del Bicentenario al fútbol (2010).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *