El exjefe del Ejército aseguró que “no eran novatos”. César Milani sufrió un robo en su casa. Según aseguró, “no fue al voleo” y quienes lo llevaron a cabo “no eran novatos, era gente entrenada”.  El asalto tuvo lugar en su vivienda de la localidad bonaerense de Boulogne, en el partido de San Isidro.

En declaraciones a la prensa en la puerta de su domicilio del barrio La Horqueta, Milani manifestó que “el comportamiento de los ladrones fue propio de gente que estaba entrenada. No eran novatos y no fue (un hecho) al voleo”. En esa línea, agregó: “En ningún momento fueron violentos, siempre estuvieron con las pistolas abajo”.

“Los responsables del asalto posiblemente hayan sido integrantes de alguna fuerza de seguridad, y que estén por alguna situación fuera de la fuerza. Por eso les pido a las autoridades policiales y a las provinciales de seguridad que determinen quiénes fueron los que entraron a mi casa, porque facilité todos los elementos como los autos, patentes e identikit”, expresó el militar retirado.

El ex jefe del Estado Mayor General del Ejército entre 2013 y 2015 también dio detalles sobre el asalto. “Nos encerraron en el vestuario a todos. Se llevaron plata circunstancial que tenía, relojes, cadenitas de oro y armas. Una vez que se fueron caminando, apreté el botón antipánico y alerté al 911”, relató.

Milani, en declaraciones a varios medios en la puerta de su casa, explicó que lo único que le interesaba era que los cuatro hombres, que ingresaron a su casa el martes, después del mediodía, cuando redujeron a unos albañiles que trabajaban en diferentes reparaciones, se fueran sin dañar a nadie.Entrevista a Milani luego del robo

“Lo primero que me interesó es la vida de las personas, de mi señora, la empleada y cerca de siete obreros”, declaró. “Lo que menos quería producir era un daño físico y no pasó nada porque intenté no usar las armas de fuego que tengo. Hubiese sido un desastre y una irresponsabilidad mía”, reconoció.

La investigación

Además, Milani explicó que ya se realizaron identikits de los ladrones y que se obtuvieron las patentes de los dos autos en los que se movilizaban, uno de ellos se habría quedado en una zona cercana a la casa como “campana”.

“Aprovecho esta llegada a los medios para pedirles ayuda a las autoridades policiales y provinciales de seguridad, que tienen todos los elementos, los autos, las patentes, dos indentikits y las caras para determinar quienes son los que entraron a mi casa”, exclamó.

Milani abonó la idea de que los hombres no eran unos simples ladrones que aprovecharon hacer una entradera al voleo. “No era un grupo cualquiera, eran profesionales, actuaron como una especie de grupo comando, huelo que detrás de esto hay personal de alguna fuerza de seguridad, posiblemente alguna fuerza de seguridad que esté en alguna situación anómala, que esté fuera de la fuerza o no”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *