El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) puso en marcha este lunes la segunda etapa del proyecto forense para identificar soldados argentinos sepultados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas como parte del Segundo Plan de Proyecto Hum (PPH 2), que consistirá en la exhumación de los restos de varias personas, ubicados en una tumba denominada C.1.10.

El equipo de expertos también evaluará una zona llamada Caleta Trullo/Teal Inlet para investigar la posible existencia de una tumba con restos de soldados argentinos, según informó el CICR, a través de un comunicado.

Los trabajos de campo del equipo, que arribó el lunes pasado a suelo malvinense, se desarrollan cuatro años después del primer Plan Proyecto Humanitario en el cementerio de Darwin, y esos relevamientos permitieron identificar a 115 soldados argentinos gracias a las muestras de sangre aportadas por sus familiares.

A diferencia del trabajo realizado durante los meses de junio y julio de 2017, cuando fueron exhumados 122 cuerpos de 121 sepulturas con la denominación “Soldado argentino solo conocido por Dios”, en este caso la labor se centrará en una tumba colectiva –la denominada C 1 10- ubicada en Darwin, cerca de la cruz mayor que preside el camposanto

“Se han vivido muchos años de incertidumbre, por lo cual haremos lo posible para brindarles respuestas. Los familiares de quiénes han fallecido en conflictos armados tienen derecho a que se identifique a sus seres queridos: es un requisito establecido por el derecho internacional humanitario”, señaló.

El relevamiento es realizado por un equipo de seis integrantes, entre ellos, cinco especialistas forenses, que desarrollan tareas de exhumación, análisis, toma de muestras y documentación de los restos que se hallen en la tumba C.1.10.

Esta tumba no fue analizada en el marco del PPH 1, proyecto que se limitaba al análisis de las tumbas sin nombre, ya que desde 2004, en ella figuran los nombres de cuatro soldados argentinos caídos.

Sin embargo, tras el PPH 1, se confirmó que los restos de tres de esos cuatro soldados se hallaban en otras partes del cementerio.

A partir de esa confirmación, surgió la necesidad de esclarecer las identidades correspondientes a los restos sepultados en la tumba C.1.10.

Según informó en un comunicado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), “se hará todo lo posible para preservar la dignidad de los fallecidos a lo largo de todo el proceso forense”.

Se precisó además que, como parte de ese proceso, se exhumarán los restos humanos y se tomarán muestras cuidadosamente en un laboratorio temporal construido ‘in situ’, gestionado por el CICR en función de los objetivos de la operación.

El análisis de las muestras estará a cargo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que en su laboratorio ubicado en la provincia de Córdoba realizará los procesamientos y cruzamientos de información entre los perfiles genéticos de las muestras y las aportadas por familiares en el proceso de 2017.

“Desde el @EAAFoficial participamos en la investigación previa, las entrevistas y notificaciones a familiares en #Argentina, la misión #forense en la islas #Malvinas y realizamos los análisis de ADN con fines identificatorios en nuestro Laboratorio de Genética Forense #orgulloEAAF”, aseguró el EAAF en su cuenta de Twitter.

Algunos integrantes del equipo del CICR permanecerán en las islas a la espera de los resultados del laboratorio.

El CICR emprendió esta misión humanitaria “en estricto cumplimiento de su mandato, en tanto que informó llegado el momento, se comunicarán las novedades correspondientes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *